Blog de Turismo de Gijón » Cultura » Gijón, capital Roma

Gijón, capital Roma

 

Hace más de veinte siglos que la capital de Gijón fue Roma. Hablen ustedes de descentralización administrativa en un imperio tan grande. Pero Gijón no era una simple chincheta en el mapa del emperador de turno. Las excavaciones arqueológicas que se impulsaron a partir de los años ochenta del siglo pasado han ido sacando a la luz los restos de lo que fue un rincón del imperio romano en el que la romanización se dejó sentir con fuerza y aún puede visitarse gracias a los museos y restos conservados en diversos puntos del concejo. Tal vez las termas romanas del Campo Valdéssean el resto más popular porque fue el primero que se investigó (1903) y que, con los años, ha terminado por ser un interesante museo visitado por miles de personas cada año.

Detalle de las termas romanas del Campo Valdés.

Justo a los pies de la estatua del emperador Octavio Augusto que parece vigilar su propia memoria y de su imperio, aunque su factura sea moderna ya que data de 1971. Augusto está fuera de las termas, pero dentro de ellas hay mucho más que ver para recrear como sería la vida de los romanos gijoneses. Como se nos explica en la web de los museos de Gijón “además de la información general sobre las termas, se habla del desarrollo del Gijón romano, la muralla, las termas de Gijón y su interpretación. Los restos materiales más significativos hallados durante las excavaciones, se exponen en una vitrina corrida en el pasillo que da paso al yacimiento”.

La muralla romana de Gijón que acota el perímetro de Cimavilla, el barrio alto gijonés en la actualidad y el núcleo de la ciudad en época romana, se puede ir siguiendo con la ayuda de los restos que han salido a la superficie y algo de imaginación. Fue excavada entre 1982 y 1992, es en realidad de factura tardorromana y obligó a tomar medidas urbanísticas de protección que han permitido conservar a la vista los restos que fueron apareciendo en posteriores excavaciones.

Muralla de Gijón

 

Los romanos que vivían en las afueras de Gijón dejaron su testimonio en la Villa romana de Veranes, un interesante yacimiento que dejó al descubierto restos de una explotación agropecuaria en el trayecto de la Ruta de la Plata y en la que se conserva un bellísimo mosaico, además de una colección de objetos hallados durante las diferentes campañas de excavaciones.

Gijón es una ciudad bimilenaria, con una historia que empieza al otro lado de la bahía que hoy acoge a una ciudad de casi 300.000 habitantes. Es el la Campa de Torres donde hemos rastreado nuestros primeros ancestros, anteriores a que Roma y su poderío nos alcanzasen. El castro de la Campa de Torres es otra parte de “caja negra” en la que está registrada nuestra memoria colectiva.

 

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS