Blog de Turismo de Gijón » calidad » Hablando de la mayanza en Gijón

Hablando de la mayanza en Gijón

Llagares en Gijón

Entre octubre y noviembre se empieza a escuchar hablar de la mayanza en Gijón. Muchos sabéis que tiene relación con la sidra, se podría decir que equivale a la vendimia de la uva. Es la recogida de la manzana con la que posteriormente se elaborará la sidra. En esta época, las plantaciones de manzanos o pumaradas están ofreciendo su fruto en todo su esplendor con sus tonalidades rojas, verdes y marrones, que cuando llegan a su estado de maduración caen del árbol.

En ese momento y no antes, se recoge la manzana para la sidra. Nunca del árbol, siempre del suelo. Eso lo aprendí justamente el otro día. Merece la pena realizar la visita a los Llagares de Gijón y sus pumaradas (plantaciones de manzanos) en diferentes épocas del año. Yo cada vez que voy aprendo algo nuevo.

En la última visita pude ver qué se hace con la manzana desde que se recoge del suelo hasta que sale la sidra. Se elige, se separa y se lava, posteriormente se trasladará a las prensas donde se aplastará la manzana y veremos salir el primer jugo que se va recogiendo para ir almacenando en los toneles. Es la época del año en la que más se trabaja porque la fruta no espera, es un trabajo que hay que hacer en el momento justo en el lugar indicado. Merece la pena verlo y vivirlo.

Mis épocas preferidas son el otoño por lo anteriormente explicado y la primavera porque considero que los manzanos en flor, mezclados con el verde de Asturias  es un paisaje que nada tiene que envidiar a cualquier otra floración. Hay llagares que tienen sus propias colmenas en las pumaradas para que las abejas hagan su trabajo polinizando de manera natural toda la plantación.

Y como poseedora de un buen paladar, me encanta terminar las visitas con una buena degustación y/o comida de los productos elaborados en cada lugar y cada época. Ahora es el mejor momento para degustar sidra dulce con castañas. En cualquier época va perfecto un maridaje de sidra y queso, un postre con la miel de sus propias colmenas, o comer las especialidades de la casa, que suelen basar sus menús en platos tradicionales asturianos como la fabada,  los tortos de maíz, o carne acompañada con una deliciosa salsa cabrales.

Os podría contar muchas cosas más, pero creo que vale más vivirlo en primera persona.

 

Belén Salgueiro Vázquez

 

 

Más información:

Ruta de la Sidra en Gijón

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS