Blog de Turismo de Gijón » Cultura » La Plaza, más que un bar

La Plaza, más que un bar

Hay lugares que marcan a toda una generación y que imprimen carácter a una ciudad. El Bar La Plaza es uno de ellos. Situado en el barrio más emblemático de Xixón, La Plaza fue el lugar donde jóvenes que en algunos casos no habían cumplido la veintena podían escuchar vinilos de grupos independientes que llegaban desde Londres. Se trataba de un placer solo reservado entonces para madrileños y barceloneses, pero La Plaza permitió que disfrutásemos de él al norte de los Picos de Europa. Era la época en la que no había Spotify, ni Ipod, ni siquiera discos compactos. Reunirse para escuchar el último LP llegado de Seattle, Manchester o Berlín era un ritual al que se asistía con una devoción casi religiosa. Y La Plaza era –y aun hoy es- la catedral de la música independiente asturiana.

En la barra de aquel bar situado en la Plaza de la Corrada de Cimavilla surgieron los grupos que formarían el llamado Xixón Sound durante la década de los noventa. Un puñado de bandas que más que compartir sonido coincidían en la devoción por la música independiente. Allí surgió Manta Ray, el grupo que paseó el nombre de nuestra ciudad a ambos lados del Atlántico. Y también algunas de las mejores canciones de Nacho Vegas, quizás el músico más conocido de Xixón. Ambos se reunirán el próximo 14 de Diciembre, en la Sala Acapulco, para celebrar el vigésimo aniversario de nacimiento de un bar que es mucho más que un bar.

X.V.

 

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS