Blog de Turismo de Gijón » Experiencias » Descubre las plantas más ‘ROCK-ERAS’ en la colección de Rocalla del Jardín Botánico Atlántico de Gijón

Descubre las plantas más ‘ROCK-ERAS’ en la colección de Rocalla del Jardín Botánico Atlántico de Gijón

Este mes déjate sorprender con el Jardín de Rocalla, un clásico de la jardinería cuya colección en el Botánico Atlántico ha sido ampliada el pasado año, y que muestra su máximo esplendor con la floración de clavelinas, campánulas, cestillos de plata, flox y saxífragas, así como una gran variedad de coníferas enanas y plantas suculentas.

El jardín de rocalla nos traslada a la época de Luis XV y la Regencia, caracterizado por una decoración de estilo rústico, con plantas resistentes a la sequía,  plantas de origen alpino, e incluso aromáticas, ideales para este tipo de jardín y tan escasas en los jardines del siglo XIX. La introducción de áreas rocosas permite cultivar plantas rupícolas (que crecen en las rocas), de alto valor ornamental por sus formas texturas y coloridos.

Algunas, como  las clavelinas de mar, marcan la inmersión en la estación primaveral. La clavelina de mar suele vivir en las zonas costeras de el hemisferio norte. En la rocalla del Botánico podrás observar la variedad Gazón de España (Armeria maritima ‘Rosencheleier’), que presenta en primavera y verano densas cabezuelas de florecillas que van del blanco al rosa. Está rodeada de Festuca azul (Festuca glauca), una gramínea de exquisito tono azulado, muy útil como  tapizante en este tipo de jardines.

Clavelina Clavelin Festuca

Otra planta popular en las rocallas es la dríade (Dryas octopetala), pequeño arbusto originario de regiones ártico-alpinas. Este mes pueden verse sus preciosas flores blancas, que le confieren el apellido de “octopetala” del griego ‘octo’ (ocho) y ‘petalon’ (pétalo), referido a los ocho pétalos de la flor, un número poco corriente en la familia de las Rosáceas a la que pertenecen, donde cinco es el número habitual.

Driade Driade

Otras plantas alpinas presentes en esta rocalla son los flox (Phlox subulata y Phlox borealis), cuya floración está generando preciosas explosiones de rosa en la colección; el Montañés Rojo (Saxifraga arendsii ‘Highglander Red’), cuyas flores reúnen una amplia gama de colores, desde el rojo al blanco, o la Euforbia del Himalaya (Euphobia griffithi ‘Fireglow’), con hojas de color verde intenso y preciosas flores de color anaranjado que recuerda al del fuego.

Flox Montañes Rojo Euforbia Himalaya

Oriunda de las praderas subalpinas de Colorado tenemos la “aguileña” (Aquilegia coeruleae ‘Spring Magic Navy and White’). Su nombre hace referencia a los ganchudos espolones de sus pétalos que recuerdan a las garras de un águila.

Aguileña Aguileña

La rocalla también cuenta con especies originarias de la región mediterránea, adaptadas a lugares cálidos, como la campanilla de hoja plateada (Convolvulus cneorum), y la Perdiguera, de la familia de las jaras, (Helianthemum ‘Henfield Brillant’).

Campanula Campanula Perdiguera

Las Siemprevivas y los Sedum son plantas que no pueden faltar en un jardín de rocalla. Su habilidad para almacenar agua en sus gruesas hojas les permite vivir en lugares rocosos soleados y en regiones montañosas.

Sedum Siempreviva

En esta rocalla hay una colección de coníferas enanas muy diversa, con cerca de  40 especies diferentes. Un original ejemplo es el pino parasol (Sciadopitys verticillata), que crece de manera natural exclusivamente en Japón y que se trata de un fósil viviente, pues es el único representante de su familia botánica. Otras coníferas poco frecuentes son las del género Podocarpus, conocidas como mañíos. Sus hojas alargadas y estrechas se suelen colocar espiralmente en la rama, igual que en el Tejo. En la fotografía os dejamos el Tejo Chino, originario de Nueva Zelanda, que comienza a producir sus inflorescencias.

Coniferas Pino Parasol Tejo Chino

Sin duda, este es el momento idóneo para visitar la rocalla, pues al verde de coníferas y siemprevivas, le acompañan las manchas de color de las distintas floraciones que se suceden desde los meses de primavera hasta finales del verano. Ven a disfrutarla, te esperamos.

 

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS