Blog de Turismo de Gijón » General » Plantas de Invierno en el Jardín Botánico Atlántico

Plantas de Invierno en el Jardín Botánico Atlántico

Este invierno os queremos llevar de paseo por el Jardín Botánico de Gijón.  Cada estación y temporada tiene una belleza singular y característica, y como es natural, no queremos dejar pasar el invierno sin hacer una visita a las plantas más “frías” del año.

Comenzamos en la zona de los frutales visitando el Kaki (Diospyros kaki), árbol de hoja caduca procedente del este de Asia, cuyo fruto, el kaki, persiste colgado de sus ramas desnudas. Es comestible y de sabor muy dulce ¿lo habéis probado?

Kaki (Dyospyros kaki)

Kaki

Continuamos la visita con el Níspero Europeo (Mespilus germanica), que produce un fruto llamado níspero, o carrampano en Asturias,  que se come en invierno, cuando ya ha habido heladas. Es cuando más rico y más blando está. Pasa como con el kaki, el árbol es de hoja caduca y el fruto queda al descubierto entre las ramas sin hojas.

Níspero Europeo (Mespilus germanica)

Níspero Europeo

Sigamos por los frutales: limoneros, naranjos… y uno un poco diferente: la lima dulce (Citrus limetta), su fruto, de aspecto parecido a un limón es comestible. También tiene propiedades medicinales y ayuda a quemar grasas.

Lima Dulce (Citrus limetta)

Lima Dulce

Avanzando un poco más entramos en la zona de las verduras, de las que destacamos dos:

La Tagarnina (Scolymus hispanicus) es una especie propia de la península ibérica y norte de África.  Se come en invierno, sobre todo en el sur. Muy típica en Cádiz, donde no debemos dejar de pasar la oportunidad de probarla en revuelto. Llama la atención que la planta pincha, aunque una vez cocida es comestible.

La Tagarnina (Scolymus hispanicus)

Tagarnina

La Escarola- Es la propia planta de la endivia, que es el brote (Cichorium intybus var. sativa). Se utiliza mucho para ensaladas de invierno. Algo que nos ha llamado la atención es que para que crezca la endivia, hay que meter la raíz de la misma en cajones con arena y mantenerlos en lugares oscuros.

Escarola (Cichorium intybus var. sativa)

Escarola

El Tatsoi (Brassica rapa var. rosularis) es otro vegetal procedente de Asia. Se trata de una especie de espinaca que también se come en invierno. Es una planta capaz de aguantar temperaturas muy bajas.

El Tatsoi (Brassica rapa var. rosularis)

Tatsoi

Posteriormente nos vamos adentrando en el Jardín de Hierbas y Simples, donde podemos encontrar, entre otras, plantas ceremoniales y tóxicas como la Hierba de Ballesteros (Helleborus foetidus), planta que florece en Enero y que se utilizaba antiguamente para hacer abortar a las vacas con el fin de poder fabricar pergaminos con los embriones. Es autóctona de la Península Ibérica y se encuentra mayormente en el Cantábrico, en zonas de encinares sobre todo.

Hierba de Ballesteros (Helleborus foetidus

Hierba de Ballesteros

En este jardín también encontramos otras plantas aromáticas, como el romero que también florece en invierno y un árbol muy especial para nosotros este año: la Bergamota ( Citrus auriantium subsp.  bergamia). Decimos especial porque es la primera vez que da fruto en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón.

Se trata de una especie muy aromática que se utiliza mucho en perfumería y también para aromatizar comida. El conocido té Earl Grey lleva Bergamota. El fruto es una especie de naranja verde, como podéis ver en la foto.

Bergamota ( Citrus auriantium subsp.  bergamia).

Bergamota

Terminamos de recorrer la zona de las plantas aromáticas y pasamos al Jardín de la Isla, en colecciones orientales, donde destacamos  un arbusto llamado nandina (Nandina doméstica), un arbusto de hoja perenne, procedente del centro y este de Asia, que echa sus frutos en invierno, en forma de racimos.

Nandina (Nandina Doméstica)

Nandina

Durante los meses de Enero y Febrero podemos ver en flor y posteriormente echando sus frutos diversas Bulbosas de las que destacamos diferentes tipos de Narcisos, como el Narcissus tacetta, procedente del sur de Europa y son los primeros que florecen.

Otra preciosa planta de invierno y muy numerosa en el Jardín Botánico es la Camelia, que florece también en Enero y Febrero. La colección de camelias presente en el Jardín de La Isla, está catalogada como una de las mejores dentro de un jardín público de España y consta de cerca de 100 variedades distintas de camelias.

Camelia

Camelia

Y esto es sólo un adelanto de lo que te puedes encontrar si visitas el Jardín Botánico Atlántico de Gijón durante los meses de invierno, con más de 2.200 especies distintas de plantas para aprender y disfrutar paseando en un entorno único.

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS