Blog de Turismo de Gijón » Cultura » Pasado y presente del Gijón industrial

Pasado y presente del Gijón industrial

Las huellas, los latidos y el patrimonio industrial son legados de la memoria del trabajo y del lugar, de la memoria colectiva de Gijón. El proceso de industrialización ha sido  fundamental para la configuración de la ciudad tal y como hoy podemos disfrutarla, y es que ésta no  sería lo que es si ignoramos los talleres, las fábricas, las costumbres y formas de vida que se fueron desarrollando entorno al desarrollo industrial

Una de las ubicaciones fundamentales es la Plaza Mayor, cercana a la fábrica de Tabacos, los asentamientos fabriles del barrio del Natahoyo y La Calzada, las industrias agroalimentarias, o las fábricas de cerámica y cristales,  una muestra de la actividad económica de la época.

Otros puntos clave, son el barrio de Cimadevilla, donde asentó la  Fábrica de Tabacos, ubicada en el antiguo convento de las Agustinas Recoletas desde 1843.  Y la antigua Rula hoy reutilizada en sala de exposiciones, oficinas y restaurante; la importancia de la actividad industrial y comercial queda reflejado en el Banco Urquijo, antiguo Banco Industrial y Minero gijonés, ejemplo del historicismo nacionalista.

Cercana a la playa de Poniente, se puede contemplar la Chimenea de la Compañía de Maderas de Demetrio Fernández Castrillón, documentada desde al menos 1876; cerca se encuentra el Museo del Ferrocarril, sito en la antigua Estación del Norte.

El Puerto de El Musel, desde los años 1893 a 1907 cuando entra en servicio parcialmente su primer dique, así como los Astilleros Naval Gijón, y la Central  térmica de Aboño, que se puede divisar desde la Campa Torres son otra seña de identidad del carácter industrial de Gijón.

Otras construcciones importantes, fueron los pabellones e instalaciones de la Feria Internacional de Muestras de Asturias, heredera de exposiciones de finales del siglo XIX,  representa un termómetro de la vida económica e industrial de la región. Justo al lado se encuentra el Pueblo de Asturias, con su Museo Etnográfico, cuya fototeca y archivo albergan unas extraordinarias colecciones que reflejan la vida cotidiana, social y costumbrista de la industriosa villa de Gijón.
Además puedes disfrutar de una senda verde para visitar la Mina La Camocha, el Poblado de Santa Bárbara, y llegar hasta El Musel.

Aquí puedes encontrar el itinerario que  recrea ese Gijón industrial donde carbón, hierro y acero, barcos y pesca, campo y mar, industria y paisaje se confunden en una combinación de patrimonio industrial, cultural y natural que han permitido  a Gijón, ser la ciudad que es.

Publicar un comentario


Si te interesan nuestras entradas, no olvides suscribirte a nuestro feed RSS